Dieta cetona: indicaciones, resultados y revisiones

La dieta de cetonas es un menú bajo en carbohidratos con contenido moderado de proteínas y alto contenido de grasas. Los estudios clínicos han demostrado que la dieta cetogénica ofrece resultados que no se habían logrado anteriormente sin la ayuda de medicamentos para la diabetes, la epilepsia, el cáncer y la enfermedad de Alzheimer.

La dieta cetogénica: más información sobre la nutrición y la cetosis

El objetivo de la dieta cetogénica es obligar al cuerpo a utilizar la grasa como principal fuente de energía. Como regla general, este proceso ocurre de una manera diferente: los carbohidratos que vienen con los alimentos se procesan en glucosa, la base para el funcionamiento y la nutrición del cerebro y las estructuras celulares de otros órganos. Si limita la cantidad de carbohidratos, el hígado convierte las grasas en cuerpos cetónicos.

Dieta cetogénica

Los expertos recomiendan seguir una dieta cetogénica para las siguientes condiciones:

  • diabetes, epilepsia y autismo;
  • enfermedad de Alzheimer y tumor cerebral;
  • accidente cerebrovascular, depresión, enfermedad de Parkinson y Charcot;
  • esquizofrenia, traumatismo craneoencefálico e hiperactividad;
  • obesidad, síndrome del intestino irritable y temblores;
  • patologías cardiovasculares e insuficiencia respiratoria.

Para comprender cómo funciona la dieta cetogénica en el cuerpo, debe comprender el proceso de cetosis. Para un funcionamiento completo, una persona necesita una cantidad suficiente de energía en formato ATP (una fuente universal que es obligatoria para los procesos bioquímicos). En promedio, necesita alrededor de 1800 kcal por día. El cerebro consume unas 400 kcal, es decir, 100 g de glucosa. ¿Qué le sucede al cuerpo si los carbohidratos se excluyen casi por completo de la dieta?

La cetosis es un proceso que utiliza la grasa como principal fuente de energía mientras mantiene los carbohidratos al mínimo. Sin esfuerzo adicional, como proceso natural, se observan cambios similares en el cuerpo en la infancia y en las mujeres durante el embarazo.

En la cetosis, los niveles de insulina disminuyen y los ácidos grasos en grandes cantidades abandonan el tejido adiposo. El proceso de oxidación tiene lugar en el hígado, donde se producen las cetonas (materia orgánica), fuentes de energía para el cuerpo. Penetran la barrera hematoencefálica y nutren las células cerebrales.

Considerando los procesos bioquímicos con más detalle, debe prestar especial atención al proceso de "quemar grasa". En este caso, las moléculas de ácidos grasos se convierten en acetil-CoA. Este elemento se combina con el oxalacetato y da lugar al ciclo de Krebs, que se produce en las mitocondrias de las células. Como resultado de este proceso, se forman sustancias importantes para la actividad vital.

Reducir el azúcar y la insulina tiene un efecto positivo en la salud de los órganos y sistemas internos. La cetosis es un proceso más seguro que el metabolismo de la glucosa, ya que en este caso no se forman radicales libres, lo cual es indispensable en la vejez. Las cetonas se producen automáticamente en el cuerpo cuando la dieta implica el consumo de menos de 30 gramos de carbohidratos por día y de 0, 8 a 1, 5 gramos de proteína por 1 kg de peso corporal. Al mismo tiempo, se necesitan grasas saturadas de alta calidad (mantequilla, yema de huevo, manteca y tocino, etc. ) en cantidades suficientes.

Los beneficios de las cetonas para nuestro cuerpo son los siguientes:

  • Los órganos y tejidos internos (corazón, cerebro, riñones) funcionan de manera mucho más eficiente.
  • Un corazón sano está rodeado de tejido graso grueso, sin el cual no late bien.
  • El cerebro funciona un 25% más eficientemente que con la glucosa en la sangre.

Las cetonas son un combustible ideal para las estructuras celulares, no son destructivas ni inflamatorias. No glican, es decir, no contribuyen al envejecimiento celular y no acortan la vida de una persona. La cetosis saludable mata de hambre a las células cancerosas y aumenta la función mitocondrial para generar más energía de una manera confiable y sostenible.

La diferencia entre una dieta cetogénica y una dieta baja en carbohidratos

Solo una deficiencia regular de carbohidratos le permite lograr la cetosis. Este proceso se vuelve permanente y se caracteriza por un aumento notable del nivel de cuerpos cetónicos en la sangre. Con una dieta baja en carbohidratos, tales procesos no se observan, ya que la cantidad de carbohidratos y grasas que ingresan diariamente al cuerpo con los alimentos es suficiente para las necesidades energéticas.

Si hablamos de la dieta ceto, entonces este sistema de nutrición está diseñado de tal manera que las cetonas se sintetizan en el hígado en grandes cantidades y se utilizan como combustible. En la cetosis causada por corrección nutricional, los indicadores alcanzan un nivel de 0, 5 a 3, 0 mM / L. Para determinar la cantidad de cetonas, puede usar tiras reactivas especiales que se venden en la farmacia. Esto no es posible con una dieta baja en carbohidratos.

La dieta cetogénica afecta al cuerpo en varios niveles a la vez. Las mitocondrias se crearon originalmente para ser utilizadas como fuente de energía a partir de grasas alimentarias. Al mismo tiempo, la carga de células con toxinas disminuye y la cantidad de radicales libres (desechos) disminuye. La salud mitocondrial es la clave principal para una salud óptima. Una dieta cetogénica es la mejor manera de mantener un equilibrio adecuado.

Indicaciones para una dieta cetogénica:

  • Diabetes: para reducir los niveles de insulina, aumentar la mitocondriogénesis y aumentar la sensibilidad a la insulina.
  • Riesgos de desarrollar enfermedades cardiovasculares (colesterol y triglicéridos en la sangre): para aumentar el tamaño de LDL y reducir los niveles de insulina.
  • Exceso de peso: para reducir el apetito, reducir la lipogénesis y reducir el consumo de energía por el efecto térmico de las proteínas.
  • Epilepsia: supresión de la excitabilidad neuronal y acción anticonvulsiva de las cetonas.

No está científicamente probado, pero la mayoría de los expertos afirman que la dieta cetogénica ayuda a tratar el acné y las afecciones neurológicas. La cetosis es eficaz contra la poliquistosis y el cáncer.

¿Qué es la "fase de adaptación"?

Muchas revisiones de la dieta cetogénica indican que algún tiempo después del cambio en la dieta, la conciencia se nubla, el estado de salud se deteriora y se pierde energía. Se trata de una adaptación que se prolonga durante las primeras semanas desde el inicio de la dieta. Esto se debe a que las enzimas necesarias para la vida plena no son suficientes, por lo que los procesos oxidativos son más lentos.

Es durante la "fase de adaptación" que el cuerpo se reorganiza para utilizar otros recursos energéticos. Los órganos internos comienzan a absorber no carbohidratos, sino cuerpos cetónicos, al descomponer las grasas de los alimentos. El estado del cuerpo se normaliza solo después de 4-6 semanas.

Resultados de la investigación

Resultados de ensayos clínicos sobre la eficacia y seguridad de la dieta cetogénica:

  1. Mejora de la composición corporal. Todos los días, la dieta cetogénica consume 10. 000 calorías menos de lo habitual. Al mismo tiempo, cada día el peso corporal disminuye en el contexto de una disminución de la grasa corporal.
  2. Disminución del rendimiento bajo cargas de alta intensidad. Durante los primeros 30 días después de un cambio en la dieta, la capacidad para hacer ejercicio a alta intensidad disminuye. Esto se debe al hecho de que hay una disminución del glucógeno intramuscular y hepático.
  3. Reducción de las reservas intramusculares. Se caracteriza por una disminución de la glucosa de los alimentos. Se acompaña de una disminución en la tasa de recuperación del cuerpo y la capacidad de desarrollar masa muscular.

La conclusión es obvia: la dieta cetogénica es óptima y eficaz para curar el cuerpo, pero no se puede utilizar para desarrollar músculo. La cetosis es un proceso esencial que puede ayudarlo a perder peso con beneficios para la salud.

La dieta ceto es ampliamente utilizada por atletas que practican deportes cíclicos que requieren resistencia (ciclismo, triatlón, maratón, etc. ). Esto se debe al hecho de que el cuerpo en cetosis quema grasa de manera efectiva para producir energía, lo que le permite guardar las reservas de glucógeno disponibles durante el estrés respiratorio excesivo.

Comida

Si la dieta se formula correctamente, el resultado de la dieta de cetonas llegará en 2-3 semanas. Después de 1-2 años, la condición mejora en el 90% de los casos. Si comete errores, es posible que el efecto positivo nunca llegue.

Comida, dieta, lo que debería estar en el menú.

Aceites y grasas permitidos

Los alimentos que contienen estos elementos son el alimento básico de la dieta cetogénica.

Debes comer las grasas adecuadas, excluyendo las que no son saludables:

  • monoinsaturadas (nuez de macadamia, aguacate, aceite de oliva, yema de huevo);
  • poliinsaturados (pescado graso y proteína animal).

No es aceptable incluir grasas trans en la dieta: alimentos procesados ​​que se han sometido a un proceso de hidrogenación para aumentar la vida útil, como la margarina.

El equilibrio de omega-3 (mariscos, trucha, atún, krill y salmón) y omega-6 (nueces, almendras, piñones, maíz y aceite de girasol) es importante. Se recomienda consumir carnes grasas y pescados en pequeñas cantidades.

Los productos deben freírse en grasa de res, coco o manteca. Este enfoque de la preparación de alimentos le permite obtener más ácidos grasos esenciales.

Proteína en la dieta cetogénica

Cuanto mayor sea la concentración de una determinada sustancia en un producto, menos se necesitará consumir. Es mejor dar preferencia a la carne de animales de pasto y pastoreo. Esto eliminará la posibilidad de consumir esteroides y bacterias dañinas. Se prefieren las carnes oscuras (aves).

Tenga en cuenta que demasiada proteína puede disminuir la síntesis de cetonas y aumentar la producción de glucosa. La dieta no debe contener más del 35% de proteínas, que deben equilibrarse con salsas y guarniciones ricas. Por ejemplo, la carne de res magra se debe comer con queso graso. La carne de cerdo se puede sustituir por cordero sin comprometer la cetosis.

Los pescados saludables incluyen bacalao, trucha, atún, bagre y caballa. Es imprescindible incorporar a la dieta mariscos (cangrejos, langostas, ostras, calamares o mejillones). Los huevos de gallina son un importante proveedor de proteínas. Lo mejor es comprar el producto de pollos de corral. Aves de corral útiles: pato, pollo, faisán; despojos: lengua, hígado y corazón.

Frutas y verduras para la cetosis

Evite los alimentos vegetales que contienen altas cantidades de glucosa. Las mejores verduras son las que tienen un alto contenido de nutrientes y un bajo contenido de carbohidratos (de hoja y verde). Destacando espárragos, pimientos morrones, brócoli, espinacas, coliflor y coles de Bruselas.

Las verduras que crecen bajo tierra deben limitarse ya que almacenan carbohidratos. Se recomiendan para freír, por ejemplo, cebollas y zanahorias. Se pueden utilizar pequeñas cantidades de frutas cítricas, bayas (arándanos, moras y frambuesas), solanáceas (berenjenas y tomates) y tubérculos (hongos, ajo, chirivías).

Productos lácteos para la dieta cetogénica

La leche entera solo se puede beber con la comida principal. En este caso, la moderación es importante. Deben preferirse los productos lácteos crudos orgánicos. Si es intolerante a la lactosa, opte por los quesos duros.

Entre los alimentos saludables recomendados para la dieta cetogénica se encuentran:

  • Crema batida y yogur griego
  • mayonesa casera y queso tierno (brie, mozzarella);
  • queso parmesano, cheddar, portero;
  • crema agria, requesón, crema de nueces, mascarpone.

Los productos lácteos se utilizan ampliamente en salsas y guarniciones grasosas. Para que una dieta cetogénica reduzca el peso corporal, se recomienda limitar estos alimentos.

Bebidas y agua para la producción de cetonas

La dieta cetogénica tiene como objetivo crear un efecto diurético natural. Por eso la mayoría de la gente está deshidratada. Para eliminar la probabilidad de efectos negativos en el cuerpo, se recomienda beber al menos 4 litros de agua por día.

Tenga en cuenta que la cafeína conduce a la pérdida de líquidos en el cuerpo, por lo que las bebidas energizantes como el té y el café deben reducirse a 2 tazas al día. Para eliminar la probabilidad de desarrollar la gripe cetogénica, que es característica del mantenimiento inadecuado de una dieta cetogénica, debe aprender a compensar la falta de electrolitos. Para hacer esto, debe beber caldo de huesos, que puede reemplazarse con bebidas deportivas con stevia o sucralosa.

19.11.2020